miércoles, 31 de diciembre de 2014

El rabel

Adrián González ha realizado este trabajo:

El rabel es un instrumento que, como la mayoría de los instrumentos de cuerda europeos, tiene su origen en el mediterráneo.

El término rabel desciende de algunas palabras árabes como "rebec" y su definición tradicional es "instrumento pastoril de cuerda frotado con un arco que se utiliza para acompañar a la voz en los distintos romances y coplas".

La función del rabel en la música tradicional ha sido la de amenizar las largas noches de soledad de los pastores, o también en las cocinas de los pueblos donde se reunían varias familias cantando romances, tonadas, cantares.
El rabel es producto evolutivo de la tradición y cultura populares. El uso tradicional del rabel se ha mantenido con mayor o menor fortuna según los territorios, y es en Cantabria donde ha tenido un auge en los últimos tiempos. 

En Panamá, el Rabel fue utilizado desde la época colonial para acompañar el canto y el baile de la Mejorana y como instrumento melódico en la Cumbia y el Punto. En los primeros años del siglo XX, el rabel comenzó a ser reemplazado paulatinamente por los violines importados desde Europa.

Hay dos formas tradicionales de tocar el rabel: Una vertical, para lo cual tenemos que estar sentados que es la que se emplea en la provincia de León, y otra horizontal y al brazo, en la cual se puede estar de pie cuando se toca y es muy común su uso en la zona de Cantabria y sobre todo en la comarca de Toledo donde los rabeles son mucho más pequeños.

Los rabeles pueden llevar tres, dos o una sola cuerda dependiendo de la cantidad de notas que le queramos sacar.

El principal material que se emplea para fabricarlo es la madera. Dependiendo de la zona geográfica, para las tapas se utilizan otros materiales como pueden ser pieles, hojalata o la propia madera.

Para las cuerdas del rabel se pueden emplear algunas tripas de animales aunque hoy existen diferentes cuerdas metálicas que nos proporcionan mejor sonido y una más fácil afinación.

Curiosidades:
 Lo solían tocar los violinistas del pueblo y las gentes de baja condición, aunque a veces se tocó en la corte.
El rabel dio lugar en los siglos XVII y XVIII a pequeños violines populares como el violín de bolsillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario